jueves, 18 de junio de 2009

huevo

Al despertar, me encuentro con que he puesto, durante la noche, un huevo de oro que reluce sobre la sábana. Tengo tanta hambre que no dudo en tragármelo como opíparo desayuno. Cuando me voy a la ducha observo que me falta un testículo, y es duro reconocer quién se lo ha desayunado.


texto: Angel Güache, Cortometrajes.
foto: publicidad Odd Ball Mall.


Moraleja:
Aunque al despertar hambriento estés, no es para la panza lo primero que ves.

13 comentarios:

Talin dijo...

!Manda huevos!

davidiego dijo...

Talin,
hacía mucho tiempo que no comentabas el primero, como en los viejos tiempos. :)

Ramón Doval dijo...

¡Menos mal que no has puesto "explicit content" desayunándote!
Muy bueno el chiste del "willy out".

Emilio dijo...

Buena idea, aunque no es fácil controlar el hambre en esos momentos eh? Aunque tio , si los tienes de oro a lo mejor con un cuartito nos sacamos unas ruedas de perfil que me hacen falta no????

Nacho Cembellín dijo...

jur, jur, jur.

el chulo dijo...

si se te van cayendo los huevos por ahi... haztelo mirar , chulo.

inma dijo...

a mi me obligan a desayunar..........

Mildolores dijo...

Passa ná.
Mira Armstrong.

akela-mae dijo...

Yo nunca me levanto con hambre ... de desayunar

Furacán dijo...

Aún te queda desayuno para un par días, no hay problema.

ser13gio dijo...

Los jueves toca pastilla verde y te has tomado la roja. De ahí este post, 'gónado'.
s

Popi dijo...

El triatleta de lo güebos de oro... una peli nueva de Bigas Luna???

davidiego dijo...

ramón,
tuve suerte en san Guguel.

emilio,
pues sí, mira a ver los tuyos y nos hacemos con un buen viaje. ;)

nacho,
;)

chulo,
ya es tarde.

inma,
eso está bien.

mildo,
ése es extraterrestre.

akela,
para mi es la comida más importante del día.

furacán,
y luego qué? malo si me lanzo a por otros...

ser13gio,
es que el amanecer me confunde.

popi,
(suspiro)